domingo, 17 de diciembre de 2017

Las palabras se me escapan

Las palabras se me escapan 
por el borde de tus labios.
Escondidas en tus besos,
huidizas y calladas,
se refugian de mis versos.

Las palabras se me escapan,
quiero decirlo y no puedo,
saber donde están desean
perdidas en sutiles vientos.

Las palabras se me escapan
a bordo de mares de hielo.
¿Para qué retenerlas?
Tienen su propio tiempo.

Las palabras se me escapan
entre estrechos firmamentos.
Desconocidas me revelan
el sabor de lo eterno.

Las palabras se me escapan
atadas a un viejo yelmo.
Busco decir "te amo"
cuando lo digo en cada gesto.

Las palabras se me escapan
dejando libres mis sueños
para contarme en un instante
ese amor que nos tenemos.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Prisionero de la forma

Prisionero de la forma.
Esclavo programado.
Instrucciones de doctrinas
secretas del pasado.
Atado a un bonito traje
de brillo bien lejano.
Deslumbrando tu visión,
cegando tus pasos.
Quieres ver con otros ojos,
ojos que ya se han cerrado.
Despertando tu ilusión.
Mirando para otro lado.
Lo que muchos dijeron,
dicho está. ¡Finiquitado!
El Ahora te hablará
siendo tu momento exacto.
No mires hacia atrás jamás.
Aquí está todo.
¿Acaso no lo estás notando?
Suelta las riendas sin más.
Atrévete a ser liberado.
Despliega las alas y verás,
saldrás volando.



miércoles, 29 de noviembre de 2017

El tejedor de tus sueños

Las preguntas yacen dormidas
bajo el somier viviente
de un esqueleto
que no sabe de su existencia.

El clamor de los vencidos
no tiene fuerza suficiente
para que el amanecer
despierte con su luz apagada
los enigmas ocultos 
del ser humano que te habita.

Y así, mientras tanto,
el ritmo alterado de la noche
lo envuelve todo.

El traje invisible de los desmanes
es el único que el tejedor de tus sueños
se atreve a recrear.

Y sigues dormido,
plácidamente dormido.

Atiborrado de informaciones 
que no te dicen nada
sigues sin ser capaz
de articular otra palabra
que no sea la dictada por lo establecido.

Te conviertes en el pregonero de voces sin vida,
que utilizando maneras ostentosas
han conquistado tu mente,
tu alma, tu corazón.

Y sigues dormido,
plácidamente dormido.

El despertador de tu consciencia
se ha quedado sin baterías
y no sabe donde recargarse.

Seducido por la electricidad de lo olvidado
acudes allí, donde la masa despavorida
busca calmar sus inquietudes.

Y sigues dormido,
plácidamente dormido.

Hasta que un día te das cuenta
que es tu ruido el que no te deja despertar
y decides apagarte.

Abandonado en el silencio de ti mismo
te descubres despierto.
Despierto para verte.
Despierto para escucharte.
Despierto para amarte.

A partir de ese momento,
tus baterías se vuelven autorecargables,
tus energías inagotables,
y el dormir es sueño.



miércoles, 22 de noviembre de 2017

El Rincón del Alma

  El pasado mes de Octubre tuve el placer de asistir al programa radiofónico de mi amiga Elisabeth, fantásticamente acompañado por Rafael Mª Bascón, director y presentador de "Las cuatro estaciones", y del productor musical y numerólogo Francisco Humanes.

  Un bello momento lleno de luz donde todos nos compartimos expandiendo nuestro mutuo amor y del que aquí os dejo testimonio.


sábado, 28 de octubre de 2017

El replicante

Era una máquina, no lo sabía, se había convertido en un replicante de la vida. Un fiel reflejo de una humanidad perdida. Bien ajustado al molde. Abanderado de una ignorancia repartida. Todo estaba estructurado. No tenía salida. Sus programas respondían con eficacia a unas necesidades ficticias. Y él, perdido, seguía replicando por una libertad desconocida. Enarbolando pancartas de igualdad. Defendiendo proclamas mil veces defendidas. El sistema operativo lo mantenía en la lucha, en la guerra contra sí mismo, que de antemano perdía. Lo suyo era pelear. ¿Contra qué? ¿Contra quién? ¡Qué más da! La batalla era el estado donde permanecía. Y así, luchando sin cesar, desgastó su armadura, su espada, y hasta sus razones más combativas. Dejó de pensar. Su programa entró en barrena colectiva. Dejó de funcionar. La lucha cesó y la paz inundó su vida. La máquina colapsó, recuperó la iniciativa. Volvió a ser humano. El replicante fue retirado. Las banderas no existían.

jueves, 12 de octubre de 2017

Acusado de amar

Estoy enamorado.
Los hechos me delatan.
No tengo escapatoria.
Me acusan de amar,
tengo un millón
de testigos en contra.
El fiscal de la vida
me tiene en su memoria.
No hay pliego de descargo.
Estoy condenado a la gloria.
El delito es muy grande,
la defensa sobra.
El abogado renunció.
Ha llegado mi hora.
Preso de mi corazón,
la libertad encadena mis obras.
Estoy enamorado del amor,
no hay lugar para la congoja.
Me doy la absolución,
una condena así
no admite más demora.

domingo, 8 de octubre de 2017

El hombre sentipensante

  Esta curiosa expresión que da título a la entrada se refiere al hombre que piensa y siente a la vez, aquel cuya mente y corazón funcionan al unísono, en comunión, y que, por tanto, es el único capacitado para expresar la verdad de lo que Es.

  Eduardo Galeano, en su obra "El libro de los abrazos", en el apartado dedicado a la celebración de las bodas entre la razón y el corazón, nos comenta el origen de esta singular palabra, "Sentipensante". Se hallaba con unos pescadores de la costa colombiana cuando, en un momento dado, entra las chanzas del final de la jornada, le comentan que ellos son hombres sentipensantes. El escritor, como no podía ser de otro modo, adoptó la expresión manifestando su firme intención de hacer honor a tan peculiar adjetivo.

  A continuación os presento la charla que, con el mencionado título, tuve el placer de compartir el pasado viernes en el Rincón de Kiko y que es difundida por gentileza de la Asociación Hinneni.